Dos extremos

El egoísmo mantiene a dos clases en puntos extremos; “la riqueza y la pobreza”. Nuestro ser pudiese viciarse e inclinarse por la búsqueda del favor de quien lo puede dar y tratar como nada a quien consideramos tan bajo. Como hombres nos estamos desviando de las enseñanzas de bondad que debiesen permanecer, de no hacer distinciones y darse a todos. Jesucristo siendo Hijo de Dios un buen día dejo su trono para nacer en un pesebre, fue juzgado como pecador, hizo silencio hasta lo sumo para ser crucificado como un vil criminal, el bajo para alcanzarnos.  

Un acto de bondad pudiese verse ínfimo en el universo, sin embargo es un punto que emblanquece una negra locación, cuanto más si otros se sumasen, esos pequeños detalles harían grandes diferencias en nuestra patria, en nuestro mundo.

“La pobreza es una cosa muy compleja” By Rich Sterns/ Presidente de Visión Mundial (World Vision). Asi que no hay soluciones fáciles, no existen. La pobreza no es falta de caridad sino falta de justicia. No hay ninguna persona que pueda hacer todo, pero TODOS podemos hacer algo. Acotación de Max Lucado.
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s