En que se asemeja el boxeador con lo cotidiano


Paul Simons relato en su libro “the bóxer” una semejanza a  las luchas diarias con la del boxeador que está en la pelea para ganar y muchas de sus victorias no vienen sin perder algunos round o sin costarles algunas herida y moretones, más bien en su posición y creencia de que posee el reflejo, el aprendizaje, el peso y persistencia para dar el golpe de victoria. (Paráfrasis añadido) y es que muchas veces nos encontramos frente a situaciones adversas donde somos tentados a desistir en lo que estamos haciendo, de lo que queremos o de la posición que estamos manteniendo.
Algunos chicos se verán tentados a desistir en ser genuinos para seguir el modelo de los más populares, otros de hacer lo bueno pues parece que el que hace lo incorrecto le salen mejor las cosas, apunto de tirar la toalla como esposo, esposa, padre o madre, amargado del trabajo, pero en todas la áreas somos desafiados a hacer uso de la constancia, de la perseverancia que no extienda al feliz término de metas. “El que termina no es el que no tiene heridas o el que no está fatigado. Todo lo contrario; como el boxeador esta maltratado y sangrante permanece para dar la pelea”. “La tierra de la promesa, dice Jesús, espera a aquellos que soportan. Esta no es solamente para aquellos que dan la vuelta de la victoria o beben champaña. No, señor. La tierra de la promesa es para aquellos que simplemente permanecen hasta el fin”. (Extracto del capítulo: “Consumado es” del libro “con razón lo llaman el Salvador” de Max Lucado). La biblia señala un texto clave: “por tanto hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad como el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía” Santiago 5:7
Ejemplo de ello sería colocar el antes y el después de una bella flor y es que quizás no es un misterio para la botánica las incidencias que se dan en el proceso de germinación y florecimiento de una planta; pero para muchos de nosotros es como que nos pregunten donde nace el viento y a donde va, pero de alguna manera pudiésemos pensar también en que es un acto único de la naturaleza, y que es materia de jardineros, ellos si que saben que sucede. En fin muchos admiramos la hermosura, lo esplendoroso, lo aromático de las flores y lo bien que lucen en los buques, en los centros de mesa y como regalos de mucho detalle, pero pensando másallá ¿qué costo tuvo para llegar a ser esa hermosa flor? Preparar la tierra, la semilla, la siembra, el riego, el cuidado, el sol y la sombra en su oportuna intervención, lluvia, abono, en fin, intervención del hombre e intervención de la naturaleza y ¡taran! El fruto… todo esto apunta a señalar que ingredientes importantes del hombre paciencia, constancia y ánimo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s