¿Has probado un intento más; Un Volver a empezar?

Si has probado el sabor del polvo al caer, has conocido el dolor de la traición, has perdido tu inversión de lo que pensaste era el negocio del año, has entristecido por señalamientos de fracaso, si creíste que todo había acabado tras una ruptura, este post es para ti.

 
 
¿Qué suele sucedernos?
Generalmente las situaciones que atravesamos nos crean ciertas alarmas que si son para bien chevere, pero si son barreras de duda y temor, necesitamos romperlas. Para cada situación hay dos opciones: 1.- Te quedas en el lamento donde merodean los miedos y las dudas no se hacen esperar con deseo de acampar en tu patio, a fin de convencerte  que les des hospedaje. Ó 2.- Lo vuelves a intentar; vuelves a empezar con mayor determinación. Pues no hay triunfos sin riesgo, pero también, ¿quién tiene más ponderación entre un: “si hubiese” o “lo intente”?,



“Para cada imposible hay un borrador insistente que cambia las cosas.”

 Como seres finitos nos planteamos imposibilidades, pero ciertamente Para cada imposible hay un borrador insistente que cambia las cosas.



¿Qué necesito pensar?


que los logros   son como joyas valiosas impregnadas de esfuerzo, constancia y aun de ráfagas de marcas de aquello que trato de desestimar su alcance.  ¿Cuánto vale tu sueño? ¿Vale tanto como para volverlo a intentar? Porque aquello que han llamado fracaso es el apodo de quien no conoce con que inicia la búsqueda de alcanzar una meta y la valentía que pelea con el afirmar al ánimo ante las críticas para no desistir, y en medio de intentar y volver a intentar, encontrarás las maneras de no hacerlo y las vías correctas de cómo lograrlo.

Volver a intentarlo podría traer aquello que anhelas, colocarte la toga y el birrete,  darte la idea correcta para aplicar, darte la sabiduría para enseñar, darte la oportunidad de sanar al perdonar, llenarte de virtudes, hacerte sonreír porque valió la pena y en medio de todo agregar a tu vida el respeto a los recursos intangibles de la perseverancia, el tiempo, el ánimo, y el saber de cuánto vale otro intento.

¿Necesitas Inspiración?
Imagina a un inventor y pregúntate ¿Cuantas veces intentarían Los hermanos Wright hacer que un avión lograra mantenerse volando? ¿Cuantas veces Edison y Swan quitaron y agregaron nuevos componentes que permitiesen a la bombilla generar luz eléctrica por más tiempo? ¿Cuánto tiempoemplearon para dar con el momento clave cada inventor? no es la paciencia la virtud de esta época, por ello tanto estrés, pero es importante pensar que ese tic tac no es beneficioso cuando hay tanto ruido y prisa en lo que amerita tiempo. ¿Por qué no hacerlo otra vez? Vale la pena intentarlo.

Mira Jesucristo no se dio por vencido en la Cruz en medio de tanta humillación, el creyó en su propósito de reconciliar al mundo con Dios. No se dio por vencido con Pedro a pesar de haberle negado y volver a su oficio, le busco y afirmo su carácter y fe. 

La misma palabra nos da animo en cuanto a emprender:

“Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, adonde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia, ni sabiduría”. Eclesiastés 9:10
“No nos cansemos de hacer el bien, porque en el momento apropiado vamos a cosechar una cosecha si no se dé por vencido…”  Gálatas 6:9


“… ¿No sabéis que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio Corred de tal manera que para ganar el premio es necesario perseverar?…” 1 Corintios 9:24
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s