¿Cómo puedo distinguir una buena oportunidad?

Cierta ve escuche a alguien explicar el refrán “las oportunidades las pintan calvas” pero también dicha “las ocasiones las pintan calvas” y fíjense que investigando sobre este refrán me encontré con la realidad que explicaba años atrás este maestro: “Es dicho muy antiguo, aunque inexacto. Los romanos tenían una diosa llamada Ocasión, a la que pintaban como mujer hermosa, enteramente desnuda, puesta de puntillas sobre una rueda, y con alas en la espalda o en los pies, para indicar que las ocasiones buenas pasan rápidamente. Representaban a esta diosa con la cabeza adornada en torno de la frente con abundante cabellera y enteramente calva por detrás, para expresar la imposibilidad de asir por los pelos a las ocasiones después que han pasado, y la facilidad de asirse a ellas cuando se las espera de frente”.
Así que entiendo algo las oportunidades podrían ser únicas o podrían repetirse más adelante, pero que sean iguales no lo creo.
Saben en medio de una dinámica de grupo subastamos de manera metafórica a “otra oportunidad” y vaya que fue peleada y saben porque, porque tú y yo en algún punto de nuestra vida nos vimos en situaciones en donde desearíamos haber aprovechado ciertos momentos que fueron como puertas abiertas de oportunidades a: manejar con precaución, amar a la familia, mantener una relación, aceptar ese empleo, un si acepto, tener mejor aptitud, y súmenle las que hoy llegan a su memoria. Bien  ya estamos en un presente en donde las oportunidades siguen llegando.
¿Cómo distingo la buena oportunidad?
Definamos que es la oportunidad y así tendremos esa idea, y se define así “Circunstancia, momento o medio oportunos para realizar o conseguir algo”.
Ejemplo: “no dejar pasar una oportunidad; hacen bien en aprovechar cualquier oportunidad para optimizar sus recursos; creo que al lesionarme he perdido una buena oportunidad de llegar a las semifinales; las oportunidades de gol se sucedieron una tras otra; la exposición fue una buena oportunidad de ver al pintor con ojos nuevos”.
Pero en Mi Venezuela hay una oportunidad latente y es la de involucrarnos a la acción de impactar la sociedad de manera significativa, Ante las altas estadísticas de mortalidad, embarazos adolescentes, las enfermedades de transmisión sexual, intolerancia, violencia, adicciones, corrupción; está el de decidir llevar valores, dar un mensaje puntual que concientice de cada amenaza social, se necesita de nuevos movimientos que se pronuncien en temas de valores espirituales y humanos.
 
Venezuela más que una crisis una oportunidad.
Saben que creo que este es un tiempo crucial para ser aprovechada por los hijos de Dios para tomar los espacios en cualquier ámbito, siendo luz, llevando un mensaje de cambio, usando los recursos y habilidades que le fueron entregados, siendo una luz que llega para resplandecer en medio de lo oscuro, esta oportunidad merece ser aprovechada, necesitamos la oración y la fe, pero recordemos la fe sin obra es muerta.
Les compartiré dos extracto de Mas allá de tu vida escrito por Max Lucado que llamaron mi atención en estos días: “Por el hecho de que estos problemas son tan inmensos y tan complejos es mucho más fácil ignorarlos. Nos levantamos, comemos cereal, vemos TV por unos minutos y nos subimos al auto. Y cuando volvemos a casa, vemos un poco más de TV, cenamos, apagamos las luces y nos dormimos. No somos personas malas por vivir así; no estamos lastimando a nadie. Por otro lado, tampoco estamos ayudando a nadie”.
“Los problemas son inmensos, pero también los recursos. Lo más importante es que también lo es el de Dios a quien servimos. Y aquí estamos, donde el camino se divide. La opción es no hacer nada o hacer algo. ¿Qué elegimos? ¿Qué diremos a nuestro hijos

 

Entonces: ¿Hay una oportunidad titilando hoy?
 
hay oportunidades para ser capturadas en cualquier ambito social, economico, deportivo, laboral, eclesial.
 
Mateo 5:13-16Dios Habla Hoy (DHH)
Sal y luz del mundo
13 »Ustedes son la sal de este mundo. Pero si la sal deja de estar salada, ¿cóm

 

 

o podrá recobrar su sabor? Ya no sirve para nada, así que se la tira a la calle y la gente la pisotea.

 

 

14 »Ustedes son la luz de este mundo. Una ciudad en lo alto de un cerro no puede esconderse. 15 Ni se enciende una lámpara para ponerla bajo un cajón; antes bien, se la pone en alto para que alumbre a todos los que están en la casa. 16 Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s