¿Puede cambiar mi mentalidad?

images-1No siempre logramos sacar lo mejor de cada situación, no siempre obtenemos ser más ambiciosos en cuanto a logros, no siempre tendemos a fallar por una óptica correcta del éxito, no siempre manejamos la tolerancia a la frustración o una mejor disposición al enfrentar nuevos retos, pero, ¿Cómo mantener una elevada sensibilidad ante el aprendizaje que cada experiencia nos deja? ¿con qué conecta nuestra mentalidad? ¿puede cambiar mi mentalidad?

“Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.” Proverbios 23:7a

Es importante que estemos advertidos que el esquema mental que asumimos incide en todos los ámbitos de nuestra vida y llegamos a ser según asentimos que somos, por lo que sería maravilloso mantener una actitud positiva antes de apelar a lo limitado o pesimista, de manera tal que podamos tener un arma importante que no es solo la actitud, sino lo que la alimenta; esos pensamientos correctos, libres de chatarra.

“No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios,” Romanos 12:2a DHH

Con lo que me resulta apropiado citar la psicologo Carol Dweck y su libro MINDSET (mentalidad), ella presenta el  producto de años de investigación social, asi que no es un libro motivacional, allí nos habla de la existencia de dos tipos de mentalidad: la abierta y la cerrada. La Mentalidad Cerrada o fija no tolera la frustración, piensa que existen personas superiores e inferiores, que la inteligencia y habilidad es lo que genera resultados, ve al hombre como un ser con limitaciones, tiende a la necesidad de probar que es inteligente, mientras la mentalidad abierta o creciente entiende que el hombre no puede ser images-2encasillado, que las experiencias dejan algo, que los fracasos son oportunidades para rectificar, que el esfuerzo es un elemento esencial para el logro, entiende que el aprendizaje no cesa. De hecho el cerebro tiene cierta elasticidad, es decir el no deja de desarrollarse y solo hace falta que sea estimulado a seguir creciendo.

La palabra de Dios nos direcciona en un camino de desafío, para creer que las imposibilidades se desvanecen delante de Él, y que la mejor manera de ser entrenados es tener una mejor actitud en las circunstancias que prueban nuestra vida.

Cuando los Israelitas vieron que aquellos egipcios que creían haber dejado en el pasado se acercaban imponentemente,  pensamientos de temor asaltaron sus mentes, pero, ¿qué podían pensar al ver carros de batalla, tal multitud tras ellos y un mar que lógicamente los frenaba? , no dudo que se dijesen: “salimos a morir en el desierto” sin embargo algo milagroso sucedió, El Dios que los llamo a avanzar abrió el mar y pudieron pasar en seco, no solo al otro lado, también al nivel de fe y confianza.

Gezi el siervo de Eliseo no veía lo que con ojos humanos sería imposible asimilar, así que el profeta dijo: “haz que vea”; así el pudo ver que eran más lo que estaban con ellos, para defenderle.

Una de las cosas que ha captado mi atención fue el hecho de que Gedeón estaba preparando el trigo para esconderlo, estaba asustado como los otros de su pueblo, cuidando de no perder la vida y el ángel le llama: “varón, esforzado y valiente”que calificativos no? parecían desentonar con la ocasión pero realmente fueron bastante intencionales con aquella mentalidad que estaba adoptando Gedeón, aparentemente él no tenia una mentalidad aguerrida, pero fue llevado por el camino del entrenamiento y sin duda, esa valentía que se dejo ver fue el resultado de confiar más en lo que Dios decía que se podía lograr y que no.

También el hecho que Jesús  cambiase el nombre de Abram, por Abraham, el de Jacob por Israel, el de un Simón por Pedro, es decir a entender que este ultimo tendría un cambio de mentalidad impulsivala-llave-del-exito e inestable(Simón) por un carácter solido como el de la roca (Pedro). “Entonces lo trajo a Jesús. Jesús mirándolo, dijo: Tú eres Simón, hijo de Juan; tú serás llamado Cefas (que quiere decir: Pedro).” Juan 1:42 en todos implico un cambio de actitud, correcciones que ameritaban un cambio de mentalidad.

Cada historia encuentra un modo de señalar que nosotros tenemos las llaves al camino del éxito, una vez que confiamos en las promesas y fidelidad de Dios. Para ello requerimos vivir en un constante renovar del entendimiento, no conformarnos con las circunstancias e ir más allá..

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s