¿Por qué no practicar más el agradecimiento?

practicar-agradecimientoSi pudiésemos llevar un registro de agradecimientos Vs quejas ¿cuál tendría más menciones? pregunta capciosa me podrían responder, en fin, me he topado con muchas notas respecto a dar gracias, también en lo personal he estado meditando y ejercitando sobre ello, pensando en lo diferente que todo seria; si todo lo que hacemos o exclamamos tuviese connotación de agradecimiento. Un símil quizás de un panorama con más colores, lo cual nos beneficia  y  alegra a quienes nos rodean.

¿Por qué olvido lo bueno que he recibido?

Hay una tendencia a conjugar la palabra “olvido”: cuando la ofensa parece mayor a los favores que nos han hecho, cuando la prueba busca distanciarnos de las experiencias con los milagros, cuando la pena apabulla a los tiempos de canto y risas. Somos tentados a resaltar lo malo y omitir lo bueno, solo si cedemos.

Como seres integrales con emociones, es cierto que lloramos y reímos, experimentamos la alegría, también la tristeza, y cuando caminamos por aquellos días que son como duros momentos de ejercicio a nuestro ser, tenemos dos opciones: 1. Enfocarnos únicamente en el punto gris de esa jornada circunstancial, que creo que no tardara en hacernos relucir todo aquello que emerge producto de la frustración. ó 2. Fortalecer la inteligencia emocional, al estimular el dominio propio.

“Que todo lo que soy alabe al Señor; que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí” Salmos 103:2 NTV

La cultura susurra y a veces grita que estamos incompletos que necesitamos tener el vehículo del año, estar a la moda, visitar muchos lugares, ir dos veces por semana a un restaurant, llenar una serie de requisitos que nos den etiquetas de éxito, razones para sentirnos “bien”, “feliz” o “agradecido”. Sin embargo Dios nos muestra que hay razones mayores para tener gozo y esto no tiene que ver con el donde te encuentres o los bienes tangibles que posees, es más bien una actitud y cultivo de llegar a valorar lo que Dios es, lo que me ha concedido y produce en mí. Pablo fue muestra viviente de ello, pues aun encarcelado su espíritu estaba libre para alegrarse y aun aconsejarnos a hacerlo , aun en momentos de escasez dijo:

“No lo digo porque yo esté necesitado, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo” Filipenses 4:11

La vida te enseña.

En pequeñas y grandes ocurrencias somos ejercitados para agradecer, para tener la actitud de disfrutar más, todo lo que tenemos y lo que nos rodea. Esto me recuerda a la ocasión en que sufrí un accidente, una gran herida en mi pie y tobillo me mantuvieron en reposo meses, sin poder salir con la libertad que habituaba tener. El día en que vi la oportunidad de usar calzado ajustado y de hecho hacerlo sentí una alegría increíble, fue como hacer un insight que me permitió suspirar y decir: “no puedo creer que jamás me diese cuenta de la magnitud de tal privilegio Dios, estoy agradecida de hacer esto.” No conforme con ello, las opiniones del especialista que me trataba me enseñaron que:  volver a usar el calzado con que solía vestir a los 11 meses no fue una demora, mas bien un milagro, la revelación de lo que guardaba me sorprendió, allí se presento la ocasión de notar una vez más, cuanto recibimos y a veces ni cuenta nos damos.

Razones para agradecer:

  • Beneficia tu Salud: Decidir estar feliz permite que tu cerebro libere unas hormonas denominadas endorfinas (neurotransmisores secretados por la glándula pituitaria del cerebro, que tienen un efecto de tipo opiáceo similar a la morfina).
  • Cambia tu semblante:

“El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.” Proverbios 15:13

  • Estimula tus emociones de manera positiva: Reír libera un neurotransmisor cerebral llamado dopamina, relacionado con los estados de bienestar psicológico, que influye en la disminución de los niveles de cortisol que es una hormona conocida como “la hormona del estrés”.
  • Ejercita tu actitud y perspectiva: La gratitud va mas allá de lo que este aconteciendo. Hay un dicho que reza: “el gozo se cultiva” y es que a medida que suceden cosas contrarias, estas nos invitan a desarrollar fortalezas significativas que generan valor agregado en la obra que se inicio en nuestra vida.
    photo-1437914983566-976d85602771

Existen demasiadas razones para hacerlo, como la impetuosa, hermosa y distinguida naturaleza que nos asombra con sus aromas, formas y colores. La gracia y  privilegio de caminar, tocar, hablar, escuchar, ver, tener compañía, tener quien te demuestre afecto, tener fuerzas para llegar a donde te propongas. Contar con los recursos del agua y ver que algo tan sencillo como esto cause tanta felicidad, es muestra que la riqueza del hombre trasciende a los bienes materiales que pueda tener.

Entonces: ¿por qué no practicar más el agradecimiento?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s